domingo, 5 de junio de 2011

El Tiempo


Me gusta viajar y coger el tren, ultimamente el alta velocidad me da la oportunidad de visitar casi de forma exprés diferentes ciudades. Ida y vuelta en el mismo día, con una velocidad máxima  de 299km, alucinante cuando pienso cómo nos trasladamos tan rápido de un lugar a otro. Cómo corre el tren, cómo corre el tiempo.

La mirada en la ventana a cierta velocidad hace sentir que todo pasa tan deprisa que no da casi tiempo a observar, a sentir,  sin embargo la imagen puede quedar siempre gravada en nuestra  retina, que vibra en un segundo de tiempo con sentimiento. Tan sútil, como aquellos recuerdos que siempre nos acompañan haga el tiempo que haga que lo vivimos. Algo así cómo que  el tiempo pasa, pero para algunos siempre nos queda aquello que el tiempo no olvida y que se queda marcado en nuestra memoria,  a veces, hasta en nuestros poros se siente lo vivido en otro tiempo como algo todavía presente. Sé que el tiempo no se detiene, pese a querer yo a veces engañarlo, sé que no es eterno, no importa el cúanto sino el cómo  lo vivimos y disfrutamos aún siendo efímero o eterno quizá.  El tiempo no se puede medir. Pero si desear el cómo queremos pasar nuestro tiempo sintíendolo y contándolo.

Que maravilloso tener tiempo, sentir que es lo único que tenemos, da lugar a que estamos vivos a que sentimos y a que nuesto Ser siente todo lo que el tiempo nos ofrece sin medirlo ,sin velocidades, solo con sentimientos que nos proporcionan todo aquello que da valor esencial a la vida.
Mirar por la ventana del tren: con tiempo para ver el sol puesto en la tierra a una velocidad exprés, más allá, en otro momento ver llover, para pasar luego a mirar la puesta del arcoiris, es delicioso, es tiempo, es sentir, es vivir. Ver mirar el tiempo , en el tiempo presente.
foto de un tiempo delicioso.

18 comentarios:

Palabraveloz dijo...

Tienes un blog bien precioso :)

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola Maria,que te puedo decir de esta entrada tan bonita y que comparto contigo al 100%.Viajar para mi, es algo especial que la vida nos ofrece.... si pudiera me pasaria la vida viajando ¡ Es fantástico!

Un abrazo.
Isabel.

Tracy dijo...

Muy interesante sobre todo para mí que soy asidua en el Ave.
Estoy de acuerdo contigo.

María dijo...

Palabraveloz: Bienvenido por aquí y gracias por tus palabras,veloz. Un saludo.

Besana: Estoy contigo, viajar es fantástico y también es lo que los viajes nos ofrecen. Un abrazo viajero.

Tracy:me agrada saber que compartimos cosas, a ver si nos cruzamos en algún Ave, si eso me silvas, jeje. Un abrazo

Pepe Farrés dijo...

El tiempo, que es el tiempo ¿una medida?.
Como se viviría antes del reloj.
Por que se empeña la gente en medirlo, gestionarlo y no en vivirlo.
Bueno...A nivel laboral, se puede entender, no hay más remedio que pagar ese peaje.
El tiempo, es lo que te esta pasando. Lo que te paso, ¿no lo se?. Lo que pasara, ya ha pasado, como cuando miras por esa ventana del tren.
Ese tren que como el Ave cada vez va más rápido.
Pon el freno.
Vive tu tiempo, es tuyo.
Un Saludo

María dijo...

Pepe: me pregunto también yo cómo sería antes todo? Gracias por tu reflexión, muy acertada.
Fuera del tiempo laboral que como bien dices es obligado pagarlo,pero que también se puede canjear con agrado,jeje.
Me encanta vivir mi tiempo como mejor deseo, a veces lento otras más rápido pero siempre, intentando, vivirlo con el alma llena. Un abrazo

Mulheres INDO dijo...

LINDO BLOGS, FICA COM DEUS.H

María dijo...

Mulheres: obrigada pela visita. Bonna semana

Mulheres INDO dijo...

será uma honra ter vc la no nosso cantinho.

Ricardo Miñana dijo...

Los viajes al menos nos sirven para desconectar de la rutina.
Pasaba a dejarte mis saludos
y que tengas un buen fin de semana.
un abrazo.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Querida Maria,viajar es un placer siempre que puedo lo hago.Saludos.J.R.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Ricardo: sí viajar rompe la rutina y nos llena el alma. Pasa buen fin de semana y gracias por venir hasta aquí. Te felicito por tu bello post, me encantó tu mirada hacia esa bella mujer deseada. Un abrazo.

José Ramón: Querido Maestro, también yo siempre priorizo mi tiempo en viajar y gozar de todo lo que me aporta. Pronto, pasaré por nuesto querido Norte. Un abrazo viajero

caminante dijo...

Como lo cuentas y lo sientes se viaja contigo. Es bueno leerte maría. Muchos saludos!.

María dijo...

Caminante: gracias por la compañia,jeje, me alaga saber que hayas podido llegar a sentir eso leyendo mis humildes letras. Un abrazo.

Isaura del Valle dijo...

María, permíteme unos instantes de nostalgia, para aquellos trenes-lentos, que daban lugar a conocer gente, a hacer incluso amistades en sus larguisimos trayectos, Aquellos tiempos en que las prisas, parece, que no existían, y que el tiempo parecía detenerse. Y que ahora más que nostalgia, es pena, pena, porque aquellos tiempos de -quietud- mucho me temo, que no van a volver.
El tiempo, nada menos que la materia de la que está hecha la vida.


Besos.

El regalo de tu presencia dijo...

Tiempo, quiero tiempo, y ahora quiero que vuele (tengo un pie ya en la playa, y lo necesitoo...), necesito que se pare a veces.
Me gusta tu blog.

besos de el regalo de tu presencia.

María dijo...

Isaura: tu comentario me ha recordado mis viajes a la tierra de mis padres, galicia, con viajes de 12h de trayecto,eran fántásticos , los añoro y me llenan de recuerdos . Como tu dices esos viajes lentos donde se conocia gente, experiencias y se vivian muchas anécdotas , tengo algunas muy divertidas y especiales. Gracias por recordármelo, y si el tiempo es vida. Un beso.

El regalo: gracias por pasar tu tiempo por aquí, y disfruta de la espera a la playa que llegará en el tiempo rápido o lento. Que lo disfrutes en plenitud . un abrazo.