domingo, 26 de junio de 2011

el olor a lo vivido


El camino de vuelta a casa, con los recuerdos vividos, olidos, sentidos e imaginados llenan la mochila de la vida y hacen que mi memoria se sienta viva. Abrir la puerta de casa, oir a mi gata como me reclama y me pide mimos y comida, hace que me sienta bien. Levantar las ventanas, ventilar, que corra el aire y sentir que hay idas y venidas que no se olvidan, hace que piense en el significado de los caminos.

Sacar ropa de la maleta, despolvorearla, olerla, limpiarla y sentir que su olor de entonces se evapora ahora en jazmín, hace que sienta que todo ya forma parte de mi história. Colocar recuerdos, leer mensajes, añadir fotos y archivar papelitos informativos, hace que piense que aún con añoranza lo siento vivo.

Trasladarme con la imaginación a momentos vividos, viajes, idas y venidas, hacen que sienta que olvido los ruidos bruscos y busco el silencio del camino. Siempre al volver a casa y sentir el olor a lo vivido, hacen que sienta la realidad más ligera. La mirada que busco con mágia, suele aparecer aunque a veces se pierde ella sola, hace que sienta que vale la pena mirar así la vida. Las sensaciones de momentos vividos, hacen que me sienta viva y vibre la energía de mi Ser.

Prepararse para una nueva semana: repleta de quehaceres extras que romperan la dinámica del trabajo rutinario, acompañados de algo nuevo que aprender, al menos así lo espero en el curso que me han asignado, hacen que sienta que tengo todavía mucho que oir, sentir, aprender y vivir.

Escribir en este instante esto, hace que vea todas las capas que hay en mi, de las que hablaré algún día.
A veces mejores, otras no tanto, a veces inciertas otras ciertas, pero siempre con el alma puesta y a ratos con el corazón también.

foto que me hace sentir pequeña

10 comentarios:

Amber dijo...

¡Como me gustan este tipo de reflexiones, Maria, preciosa!

NO en vano, tu blog sencillo, pero sublime me parece encantador. Y no puedo entrar siempre a comentar, por las muchas actividades que llevo en mi vida, preo sí quiero que sepas que te leo regularmente y me pongo siempre al día con las entradas, aunque no te las comente todas.

Si me permites, ahora a mí, una reflexión, así a bote pronto..., te digo que el mundo de la blogoesfera está lleno de mucha morralla, es muy repetititivo y la mayoría de los blogs son del tipo "Yo-MÍ-ME-CONMIGO", y/o de el eterna queja, etc., pero de tarde en tarde, destacan blogs interesantes como el tuyo, por ejemplo. Blogs de esos que te hacen reflexionar durante la lectura de las entradas, pero también despues.

Con lo cual sólo me queda que darte las gracias por escribir así como escribes, con el ALMA y el corazón bien abiertos, bien generosos. ¡Gracias!

El cuentecito que escribí ayer, va también por ti.

Un abrazo muy, muy con Sentido,

Ámber

Tracy dijo...

Es verdad eso del olor a vivido, porque el alma está impregnada de tantas cosas vividas...

María dijo...

Amber: no sabes cuanto me llegan tus palabras. Me halaga tanto pensar que mi humilde rincón, con mis pensamientos tan personales y simples te hagan reflexionar que ya me doy por satisfecha. Gracias por tu mirada tan amorosa siempre, y me ha encantado tu cuentecito , y no sabes la falta que me hacía leer algo así, hoy precisamente.
Un beso emocionado y lleno de cariño para ti

María dijo...

Tracy: tus palabras tan cercanas y acertadas siempre, un beso de agradecimiento guapa.

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola Maria, que bonitas palabras más reflexivas,me quedo con: busco el silencio en el camino

Un abrazo!
Isabel

María dijo...

Besana: pues yo me quedo con el oro líquido de tu post,jejeje. Gracias por pasarte siempre por aquí y dejarme tus bellos comentarios. Un abrazo en silencio.

Pepe Farrés dijo...

Concuerdo con Tracy
"Olor a vivido", me gusta tu frase, ademas de bonita, "cierta".
El olor, esta muy conectado al recuerdo, sobretodo del vivido

María dijo...

Pepe: me alegra que te guste la frase, tienes razón, siempre hay olores que no se olvidan y perduran en todas las sensaciones vividas. Un abrazo y gracias por pasearte por aquí.

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

Un placer leer tu reflexion,siempre reconforta entrar en espacios como este.Un abrazo.J.R.

María dijo...

José Ramón: Un placer también para mi verte por aquí con tus detalles de confort. Abrazos al norte.