domingo, 1 de mayo de 2011

el retorno

Después de unos días de descanso, desconexión y recarga de energía, aquí nos situamos nuevamente en el retorno. Con nueva mirada, ya que salir de la rutina y ubicarse en otro lugar da perspectiva de camino, además de momentos de descanso y diversión que llenan nuestro espíritu.  Hoy tengo una nueva inquilina en mi casa. Se llama LILA, me cautivó tanto por su nombre como por su presencia. Es tigresa, bella, esbelta y con carácter. Es independiente, va bastante a la suya, con mirada profunda, dando signos amorosos sólo cuando ella quiere y mostrándose distante cuando le place. Vamos que nos tendremos que ir adaptando mutuamente, pero confío que nos entenderemos pues  se parece en algo a mi. Y alguien nos ha unido.
Su amo, se ha ido a viajar y yo me he ofrecido a acogerla hasta que retorne de su aventura. Luego veremos cómo nos va y ya decidirá ella si quiere seguir o marxar, seguro que decidirá pues sospecho que tiene fuerte personalidad. Algo parecidas, ya digo. Mientras tanto marco mis espacios y ella los suyos, llegaremos a un equilibrio seguro. Le pongo a su disposición una silla, se la merece y yo encantada de ofrecérsela.
Osea que el retorno de las  mini vacaciones de relax traen nuevas conexiones amorosas, así que a vivirlas con la mejor intención y llena de expectativas.

fotografía mía: de momento le pongo la silla otro día la pondré a Lila aquí.

7 comentarios:

Tracy dijo...

María tenía ganas de conocerte, me ha hablado mucho de tí Amber, creo que serás tú, leyéndote creo que no me equivoco de María.
Ahora que se va a tomar un descanso para atender otros menesteres, nos deja a la espera de su vuelta, así es que esperémosla juntas. Te sigo.
Un placer haberte conocido.

Pepe Farrés dijo...

Mientras te leía por un momento te he imaginado, como Jack Nicholson en Mejor Imposible, cuando tiene que devolver el perro del vecino y no se quería ir por que tenia un trozo de beicon escondido en la mano. Un Saludo

María dijo...

Hola Tracy, bienvenida y un placer conocerte y que nos haya unido Amber, una bella dama con gran alma. Y que bien que esperemos juntas su retorno. Me hace ilusión y me agrada saber que te habló de mí, uf le daría un beso y te envio otro para tí. Te paso a ver.

María dijo...

Pepe, jeje, pues sí me acuerdo de la peli. Pero en este caso, cuando devuelva a Lila tendré que ofrecerle algo más goloso, ahora ya la voy conociendo mas y disfrutamos juntas. Un placer verte por acá, te sigo en tus trazos.

Isaura del Valle dijo...

La imagen de la silla vacía se me hace inquietante, siempre me ha llamado mucho la atención. Está esperando, esperando a alguien importante, no sabemos si es a una persona especial, o al tiempo, a las fechas estivales o, a nuevas vivencias...

Por encima de todo esto, bienvenida-María.

María dijo...

Isaura, igual que tu la imagen de la silla me impactó y la capté. Sea lo que sea lo que se espera, el camino vale la pena disfrutarlo, vivirlo y siempre sentirlo.
Besos de retorno

Isota dijo...

Querida María ¡qué bellas descripciones y la imagen!. Me encanta el nombre de Lila, ahora ya estará adaptada al nuevo hogar.

Me preguntaste por el apellido ¡la verdad que no lo sabía jaja!
Busqué en wikipedia y pone que de Asturias, Galicia... Aquí en Canarias hay muchos Suárez.

Me ha gustado mucho el texto, lleno de ilusión.

Un fuerte abrazo