domingo, 11 de noviembre de 2012

...sentir...


Volver a sentir con el corazón abierto y con el Alma susurrando, es algo tan maravilloso y mágico, que sólo puedo dar las gracias  al  Ser por haberlo vivido. Sentir el alivio del dolor en los poros, es hoy mi regalo

Sentir el roce de tu mano en mi cicatriz del alma, ha significado un baño de cura y agua de tu espiritualidad bendita para mi. Ha llenado tanto mi Ser interior y espiritual, sin más que eso: Alma con Alma, que  la percibo con alegria y como la fuente del sentir en mi cuerpo.

Volver a sentirme viva, con el corazón permiténdose abrirse y susurrando energía vital, sin querer saber más del pasado,  sino sólo con el presente de la luna nueva, hace abrir esto tan poderoso y vital que es Amar el camino de vivir, Amar de nuevo la vida.

Sentir , sentir...,que bello y que ausente ha estado poder volver a sentir de nuevo, y de qué manera más mágica se ha acercado, aún sin entenderlo, sólo conectando con la esencia de la Isla de la calma. Sentir cerca una de las mejores delicias que tiene la vida y sus misterios: maravilloso , delicioso, y merecedor de vivirlo. Sentir calma, cura del dolor, con la cicatriz del alma ya con tiritas de colores, y sentir amar el Alma con luz clara. No imaginas el regalo y la ayuda que me has ofrecido , Ser Espiritual...

foto mía...

11 comentarios:

Loli Salvador dijo...

Querida amiga, cuesta mucho haber llegado donde estás pero me alegra esa nueva María y el agradecimiento que se nota en ti.
En ese soleado enclave veo signos de cambio.
Que seas feliz. Un beso

PEPE LASALA dijo...

Precioso blog María, acabo de conocerlo y me ha gustado mucho. Con tu permiso, me he registrado como seguidor. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Juan Pardo dijo...

Las cicatrices del corazón...huellas indelebles que nos envuelven en nuestra memoria...pero volver a sentir es volver a renacer un catartizado yo.Hermosa y profunda reflexión.Un cálido abrazo.

Ramon Bonachi dijo...

Precioso rincon Maria , gracias a tu visita pude conocerlo, un fuerte abrazo

BESANA.(Isabel/María) dijo...

Hola Maria,ya vo que regresas más satisfecha y feliz.......me alegro.
Un abrazo
Isabel

María dijo...

Loli: gracias amiga.muy cierto lo que dices. Un abrazo cálido.

Pepe Sala: encantada y contenta de seguirme. Me paseo por tu blog

Juan Pardo: si huellas.... Como me ha gusado tu comentario, y más renacer con un catartizado yo. Un Cálido abrazo para ti

Ramon:bello también tus excursiones del blog, un abrazo.

Besana: que alegria me ha dado verte de nuevo aqui, ahora voy a visitarte. Saber que estas bien me llena el corazón linda Isabel. Un abrazo y gracias

Amparo Donaire dijo...

Hola María, vine expresamente a darte las gracias por hacerte seguidora de mi blog, Bienvenida!!! espero que tu estancia entre mis palabras sea agradable.
Me quedo también en tu blog, y aunque hoy voy un poco deprisa y no puedo dedicarte el tiempo que me gustaría, está pendiente en mis pensamientos el volver y conocerte.

Besos

Isaura del Valle dijo...

Quería felicitarte la Navidad y desearte un feliz Año Nuevo.

Amparo Donaire Erena dijo...

Cada año estoy mas segura que el desperdicio de la vida reside en el amor que no damos, en los encantos que no usamos, en los abrazos que reprimimos, en las palabras que no decimos, en las miradas y sonrisas que no dedicamos, en la prudencia egoísta que no quiere arriesgar nada y que al eludir el dolor, hace que se pierda también la felicidad. El único fracaso de la vida, es no intentarlo. Para vosotros tengo 2013 deseos de que seas feliz, para mi solo pido 2013 oportunidades para ver y compartir esa felicidad contigo.

Feliz Navidad Maria!!!

Loli Salvador dijo...

Hola María, en esta Nochebuena vengo a desearte paz y felicidad junto a los tuyos. Brindemos por un año nuevo con espíritu renovado y ganas de seguir adelante.
Un beso de Navidad.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Me alegro María que te sientas con el alma dilatada, eso ayuda mucho para dar amor y saberlo recibir.
Con ternura te dejo un beso.
Sor.Cecilia