viernes, 14 de enero de 2011

Prueba de vida

Hoy ha llegado a mis mano una entrevista de Gustavo Zervino, sobreviviente del accidente aereo de 1972 en los Andes, y que inspiró la pelicula "VIVEN".

Tremendo, energético,  me ha encantado todo lo que he leido.

Entre otras cosas Zerbino comenta que el destino depende de nosotros. Explica que salir de aquel accidente fue una prueba de amor a la vida. Entedieron que preguntarse el porqué no les servía para nada,  sólo contribuía a destruirlos más, así que optaron por preguntarse cómo hacer para salir de allí y buscar cómo solucionarlo. Pasando  del lugar de victima y quedarse quieto a moverse y a actuar,  con la convicción de que para salir de allí necesitaban energía. La Esperanza  nunca la  perdieron para no dejar de tener motivos para vivir,  aunque la fe iba y venia, la esperanza la tuvieron siempre presente. El primer mandamiento que se propusieron fue: no quejarse, ya que los "actos terroristas de queja" no aportaban nada y solo contribuian a agregar más fuerza al dolor, por ello optaron por mantenerse ocupados y en acción . Comenta que la enseñanza es: no importa lo que nos ocurre, sino lo que hacemos en función de lo que nos ocurre.

He disfrutado leyendo a Zervino, y lo aplico a la vida misma. Todos tenemos cordilleras duras , pero con las quejas no obtenemos resultados y nos consume energía. Actuar, decidir y estar agradecidos también depende de nosotros y considero que es una actitud más para  vivir y ser feliz

3 comentarios:

monica dijo...

ah si que vien una entrevista ... de un superviviente mira ella

Isaura del Valle dijo...

El pasado fin de semana pusieron esta película en tv. La verdad es que la hemos visto todos varias veces. Y siempre que la ves te pone los pelos de punta... Es admirable la actitud en esas circunstancias tan duras. Terrible la forma de aprender y dar a conocer al resto de la humanidad cómo se puede salir de situaciones tan tremendas. Pienso que también jugaban un papel muy importante la edad, además de la preparación física que tenían como deportistas; la inteligencia y demás habilidades emocionales y, conservar la lucidez en esas situaciónes tan extremas.

Un abrazo.

María dijo...

Hola Isaura, tienes razón la peli pone la piel de gallina y ver el límite del ser humano en esas circunstancias tan extremas.
Un abrazo para ti